Constelaciones Familiares y la política

Observar el mundo forma parte de nuestro cometido, ciertos terapeutas de constelaciones familiares explican que recibimos la información principal del inconsciente colectivo diario, y esto da forma a nuestra realidad.

La política no es más que la manifestación a nivel social de las figuras de mayor jerarquía, de los que ostentan el poder en el mundo. Por lo tanto se nutre directamente del inconsciente colectivo.

 

Si observamos las figuras a nivel histórico que más repercusión han tenido en el mundo, que han cumplido una función notable ya sea por sus buenos actos, o por sus actos desde todo punto de vista deplorables, pertenecen a un sistema familiar de origen cuanto menos curioso, que nos hace ver la tremenda coherencia que manifiesta el inconsciente en el desarrollo de la personalidad de cada individuo.

Llegamos a la conclusión de que nadie es tan libre como se piensa, por muy alto que esté dentro de la inestable escalera de poder dentro del planeta. Todos cumplimos fielmente la lealtad hacia nuestro sistema familiar, mientras no nos trabajemos a nivel del inconsciente. ¿Será que no somos tan libres como pensamos?

Veamos algunos ejemplos que lo explican:

-Adolf Hitler: Procedía de un sistema familiar complejo. Su padre Alois era hijo ilegítimo. No está muy claro si el apellido que comenzó a utilizar a sus 39 años, era el de su padre biológico, ya que existen varias teorías al respecto. En una de ellas se le supone hijo del hermano del padre adoptivo. Incluso se llegó a mantener durante muchos años, que el padre de Hitler tenía  origen judío, hipótesis que luego fue descartada por los historiadores, pero que a nosotros como consteladores nos encaja bastante. La cuestión es que el sistema familiar de origen del padre de Hitler, esconde un secreto familiar, que es el desconocimiento de quién era su verdadero padre. Al tener totalmente excluido a lo masculino en su origen, al no haber sido reconocido por su padre biológico Alois, comenzó a manifestar un gran problema con la ira.

Por otro lado, su madre Klara, procedía de un sistema familiar lleno de niños muertos a temprana edad. De once hermanos sólo 3 llegaron a adultos, algo con lo que el propio Hitler estaba identificado ya que tuvo cinco hermanos, y sólo sobrevivieron a la infancia, Adolf y su hermana Paula.

El matrimonio de sus padres fue el tercero para Alois, que provenía de matrimonios anteriores en los que había tenido hijos. Además los padres de Hitler tenían un vínculo sanguíneo, eran familia, por lo que había endogamia, de ahí la carga relacionada con lo sexual que manifestó Hitler a lo largo de su vida,  expresando una frialdad hacia el sexo importante.

El padre de Hitler le maltrataba en su infancia, y su madre por miedo no hacía nada para protegerle, aunque luego lo idolatraba haciéndole ver que era él mejor. Éste conflicto con el origen de su vida, produjo en Hitler el caldo de cultivo perfecto para la personalidad conflictiva y dañina que desarrollaría en su vida adulta. Al tener tanta carga de niños muertos a temprana edad, estaba identificado con un gran descorazonamiento, una imposibilidad de sentir todo lo que no tuviera que ver con el mismo y sus ideales.

-Francisco Franco: Franco llevaba la carrera militar en las venas. Evidentemente tenía una fuerte identificación con ser lo que se esperaba de él a nivel profesional, siendo como era nieto e hijo, de oficiales de la marina. La infancia de Franco se desarrolla en un ambiente familiar muy complejo. El padre de Franco estuvo destinado en las colonias que todavía poseía España. En un destino en Filipinas tuvo un hijo no reconocido, al que le daría sus apellidos posteriormente. El verdadero problema no se encuentra en éste hecho. Franco se crió en el seno de una familia acomodada, en el que su padre y su madre eran polos completamente opuestos. El padre era bebedor, mujeriego, poco convencional. En cambio la madre era una mujer tradicionalista, que observaba la religión y sus prácticas como un dogma. El padre de Franco, Nicolás, usaba las agresiones contra sus hijos constantemente, siendo rígido e intolerante. Franco que era el segundo se refugiaba en las formas suaves de su madre. A partir de 1907 se produce la separación de los padres. Nicolás estuvo viviendo en Madrid, hasta su fallecimiento con otra mujer. Los historiadores creen que a raíz de la separación de sus padres, Franco no volvió a ver a su padre nunca más.

Con éste patrón de miedo y desprecio profundo a la autoridad, y esa sensación de protección hacia su madre, lo más lógico es que Franco desarrollara las actitudes de austeridad, religiosidad, y frialdad que le caracterizaron toda la vida. De ahí que cuando sintió que el “libertinaje” de los republicanos (percibiendo erróneamente a través del bloqueo que le producían sus propias cargas), hacía peligrar a su madre tierra y a la iglesia, se le activó el patrón de tener que salvar a mamá y no dudase en ascender en el poder, para pasar a ser el caudillo y encabezar la dictadura más larga en España, durante el siglo XX.

-Hugo Chávez: Sus padres eran maestros de escuela. Fue el segundo de seis hermanos. El y su hermano mayor fueron dejados por sus padres, cuando eran unos niños, con su abuela paterna que era de origen indio para que no estuviera sola. El motivo da un poco igual. Lo realmente relevante es el hecho del abandono en sí, y los sentimientos que esto genera en un niño pequeño, sobretodo de frustración e ira. Chávez se crió en un barrio muy humilde, e iba a un colegio donde le avergonzaban por las alpargatas tan humildes que llevaba. Las diferencias de clases siempre han estado muy presentes en los venezolanos, desde la época de las colonias. Tarde o temprano tenía que surgir un exponente que reivindicara el sentimiento de abuso colectivo llevado a cabo a nivel ancestral. Para ello era necesaria una persona que proyectara inconscientemente su propio sentimiento de injusticia interno, en el exterior. En el abandono de los padres de Chávez  (pero a la gran mayoría de sus hermanos no), se encuentra el sentimiento de desigualdad y favoritismo que surgía de lo más profundo de su inconsciente, y que trató de demandar para bien y para mal.

-Malcolm X: en la biografía de Malcolm X se puede observar la repetición de un patrón perfecto a nivel sistémico. Su padre Earl, era dirigente a nivel local de una asociación por el desarrollo de la comunidad negra, llamada UNIA en inglés. Varios de sus hermanos fueron resultados muertos a manos de segregacionistas. El propio Earl murió en extrañas circunstancias. Todo apunta que fue asesinado también por ser un miembro destacado de la asociación. Años después la madre de Malcolm fue encerrada en un psiquiátrico por  desequilibrio psíquico, y él y sus hermanos fueron entregados a centros de acogida. Aun así el trató de estudiar, todo lo que le dejaron en esa época, para poder predicar por los derechos de los negros. Las injusticias, la violencia e incluso los asesinatos, la identificación con todos esos destinos difíciles, producidos por el profundo racismo al que se vieron condenados a nivel social en el sistema familiar de Malcolm, hicieron que al igual que muchos de sus ancestros acabara muriendo asesinado, tras realizar una labor muy importante en su lucha por la integración y justicia para los negros, dejando discursos que han pasado a la historia como verdaderos poemas a la libertad e igualdad.

John F. Kennedy: si hay un sistema familiar de origen, digno de ser constelado, es el de Kennedy, y todas las muertes en extrañas circunstancias se han ido repitiendo a lo largo de todo el árbol genealógico. El padre, Joseph, era un político y empresario importante dentro de la comunidad cristiana irlandesa, de los Estados Unidos. Pese a ser cristiano, no dudó en serle infiel a su mujer durante muchísimos años, aunque no se divorciaron por ser católicos. Cosa que más adelante repetiría también John Kennedy. Esto suele darse mucho en hijos de padres infieles, ya que el desprecio hacia lo que hizo papá les lleva a repetir el mismo patrón. John no tenía mucho interés en dedicarse a la política, ya que la profesión de político estaba destinada a ser realizada por su hermano mayor Joseph. Él quería ser periodista. La muerte de Joseph en la Segunda Guerra Mundial, le llevó a tener que cumplir un destino que no era el suyo, y ocupar el lugar que había dejado su hermano. Por otro lado, la hermana que nació después de él, Rosemary, tuvo que ser ingresada de por vida en un psiquiátrico, debido a una lobotomía que le realizaron por un supuesto retraso mental. Otras versiones dicen que no tenía ningún tipo de retraso mental, si no que más bien era bastante díscola y rebelde, y que decidieron practicarle la lobotomía para intentar dulcificar su carácter. La cuestión es que esa lobotomía le causó tener que llevar una vida totalmente disfuncional.

John siempre fue un líder idealista, dispuesto a salvar al mundo. No es de extrañar que se echara a la espalda (y nunca mejor dicho, ya que siempre tuvo problemas en ella), los destinos difíciles de sus hermanos, repitiendo el patrón y encontrando la muerte en extrañas circunstancias cuando sólo tenía  46 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *