Crece la demanda por los factores de crecimiento

La demanda por los factores de crecimiento es cada día más alta, sobre todo después de que diversas publicaciones sacaran a la luz la utilización de este nuevo tratamiento por parte de los grandes deportistas de nuestro país para acelerar sus recuperaciones tras las frecuentes lesiones que sufren.

Uno de los grandes motivos de este incremento de usuarios, son las ventajas de este tratamiento que están convenciendo a mucha gente de someterse a él.

“Los factores de crecimiento son una serie de proteínas que contenemos en nuestro organismo y cuya aplicación, no invasiva, puede regenerar las células de una manera mucho más rápida y efectiva. Estas ventajas son las que han conseguido que cada vez más personas busquen tratamientos con factores de crecimiento para recuperarse más velozmente, tal y como ya han hecho deportistas de la talla de Rafael Nadal” comenta Iria Nuñez, especialista en este tipo de tratamientos.

Hoy en día, las lesiones se han convertido en algo habitual no sólo en deportistas profesionales, sino también entre la población común por el auge de los gimnasios y de la práctica de diaria de deporte, lo que también ha contribuido al aumento de demanda.

“Una gran parte de los pacientes que atendemos son personas que realizan ejercicio físico en un gimnasio o que efectúan algún tipo de deporte de manera ocasional, y que, por el motivo que sea, han acabado lesionados. Al haber habido mucha difusión del empleo de los deportistas profesionales de los factores de crecimiento, llegan al centro buscando los mismos resultados” explica Iria.

Sin embargo, los factores de crecimiento tienen muchas más aplicaciones más allá de las lesiones deportivas.

“Aunque este ha sido el uso por el que se han dado a conocer y el más habitual, lo cierto es que los factores de crecimiento tienen numerosas aplicaciones. Una de las más investigadas es su utilización para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por enfermedades reumáticas, que son crónicas y suelen producir mucho dolor, para que sus síntomas se atenúen y puedan vivir una vida normal dentro de lo posible” asegura Iria.

Además, los factores de crecimiento están siendo sometidos a diversos experimentos por todo el  mundo para comprobar sus aplicaciones en otras ramas de la salud como la neurología o la cirugía estética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *