Evolución de la recesión económica española

La recesión económica española empezó en el año 2008 y aunque, según la contabilidad nacional, finalizó en 2014, lo cierto es que aún en la actualidad no ha recuperado sus valores previos.

“La crisis económica de 2008 afectó a numerosos países entre ellos España. Para nuestro país supuso la detonación de otros problemas como el final de la burbuja inmobiliaria, la crisis bancaria de 2013 y el aumento del desempleo. Asimismo, la fuerte reducción del crédito a familias y pequeños empresarios por parte de los bancos y las cajas de ahorros, el elevado déficit público de las administraciones autonómicas y municipales, el deterioro de la productividad y la competitividad, la corrupción política, así como la alta dependencia del petróleo son otros factores que han hecho que la crisis economía se mantenga hasta nuestros días” explica Julio Fuentes, profesor del máster dirección financiera EAE.

Todo esto a pesar de que ahora la economía española se encuentra en periodo de crecimiento y de que el paro está bajando, aunque eso sí se tratan de puestos de empleo de baja calidad.

“Digamos que la recesión económica española ha finalizado si seguimos los datos macroeconómicos, pero en la microeconomía, la que afecta a los ciudadanos, la crisis sigue estando al orden del día” concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *