Para estar más cerca

Cada vez es mayor el número de personas que cuando se va de vacaciones a un lugar elige quedarse en residencias particulares y no en hoteles. ¿Por qué? Porque la experiencia no es la misma. Es cierto que existen muchos hoteles maravillosos, con comodidades y vistas espléndidas. Sin embargo, podría decirse que cuando te quedas en un hotel la relación con el sitio donde estás, ciudad o pueblo rural, es más fría.

Cuando estás en un hotel, tu relación con el personal se limita a pedir los servicios, sin embargo, cuando te quedas en una casa particular la comunicación con los anfitriones es más cercana, incluso, se establecen en muchos casos relaciones de amistad.

Esta es una de las razones por las cuales la plataforma Airbnb ha alcanzado tanta popularidad. Cuando reservas con esta plataforma puedes ir al sitio que desees y quedarte tanto en un pequeño apartamento, como una gran villa. Las ofertas son múltiples, sin embargo, un factor las une: la experiencia del viaje es diferente. Otra es la gran variedad de precios y los descuentos a través de los cupones Airbnb.

Cuando estás en una casa particular, conoces mejor las costumbres e idiosincrasia de los locales, te enteras con más facilidad de los mejores sitios para visitar y de toda aquella actividad que puede darte diversión.