¿Qué es el turismo de salud?

Se calcula que el turismo de salud mueve alrededor de 75.000 millones de euros al año a nivel mundial, de los cuáles 324 millones van a parar a España, que se sitúa como el sexto país de Europa entre los receptores de este tipo de viajeros.
Con un crecimiento del 20% anual, España recibe cerca de 100.00 turistas de salud cada año y se prevé que para el 2020 estas cifras se dupliquen. Pero, ¿en qué consiste en el turismo de salud?
Va mucho más allá de los jubilados o turistas que hacen coincidir sus vacaciones para efectuarse operaciones en nuestra seguridad social, son personas que contratan de antemano operaciones estéticas en clínicas privadas, paquetes de bienestar y relajación en hoteles, balnearios o spas, programas anti-envejecimiento o tratamientos para adelgazar, debido a que los precios de estos servicios en nuestro país son más económicos que en sus países de origen.
Realmente, el turismo de la salud lo efecúan  hoteles, balnearios, hospitales, clínicas, aseguradoras médicas y agrupaciones empresariales especializadas que consiguen una elevada rentabilidad dado que muchos tratamientos son de larga duración, contratados por pacientes con alto poder adquisitivo que vienen acompañados de sus familiares.
“Suelen ser personas ricas con interés en mejorar su calidad de vida con algún tipo de operación de carácter estético o regenerativo que buscan en España un menor coste económico así como la oportunidad de disfrutar de un ambiente tranquilo y de relajación hasta su total recuperación”, comenta Sara Gravas, especialista en el turismo de salud.
Una de las ventajas de este modelo de turismo frente al tradicional de España, el de sol y playa, es que no presenta estacionalidad y que son turistas que gastan una elevada cantidad de dinero en su viaje, al tener un gran poder adquisitivo.
Los profesionales que se dedican a este sector turístico están pidiendo ayudas a los organismos públicos con el objetivo de fomentar esta clase de turismo que puede aportar numerosos beneficios tanto a las empresas como al estado en general, al tratarse de una oportunidad única para incrementar el número de turistas que visitan nuestro país anualmente.

El tiempo dirá si lo consiguen y España se convierte en el primer país en este sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *