Reforma fiscal verde para España

Según las informaciones que circulan en los medios más importantes del país, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) declaró que España necesita incrementar la recaudación en los impuestos medioambientales.

Vale tener en cuenta que España ha adoptado muchas medidas que contribuyen a la protección del medio ambiente como el uso en la vía pública de vehículos no contaminantes como los patinetes eléctricos. También se ha incrementado y perfeccionado en el país el uso de la energía eólica.

Pero nunca es suficiente para contrarrestar tantos efectos tóxicos de años y años de industrias arrojando desperdicios al entorno.

Pero, afortunadamente, los movimientos ecologistas son fuertes y han logrado posicionarse en importantes foros internacionales donde sus voces han sido escuchadas.

No obstante, España es uno de los países dentro de la eurozona que menos recauda en las ecotasas.

Lo que se propone en este sentido es que el gobierno reforme los mecanismos de recaudación a fin de que se amplíe y aumente el sistema de impuestos ambientales.

Aun sin hacer esta reforma ya son muchas las empresas del país que han migrado hacia modos de producción menos contaminantes con la idea de ahorrarse unos billetes en materia de impuestos.

Pero el petróleo sigue siendo la gran preocupación de los ecologistas, que ven en este producto un peligro real a la naturaleza. Lo que se espera es que los impuestos relacionados con el diésel aumenten.

Otras de las medidas que se espera se implementen están relacionadas con la extracción de agua, las aguas residuales y el uso de pesticidas y fertilizantes. En la agricultura, por ejemplo, muchos se han decidido por los fertilizantes naturales y por el control biológico de plagas.

El informe también hace referencia al tratamiento de la biodiversidad y a la importancia de destinar recursos a su protección. Aunque hay que reconocer que España tiene una amplia superficie bajo protección, pero no se encuentran en el estado óptimo.

No obstante las críticas el país ha mejorado su situación con respecto a la última evaluación realizada por la OCDE, que fue en el año 2004. Pero siempre queda trabajo por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *