Riesgos a largo plazo del uso de lentes de contacto

Las ventajas de los lentes de contacto o lentillas nos han permitido optar por más opciones saludables y estéticas para corregir las limitaciones visuales. Sin embargo al requerir cuidados especiales son más propensas a causarnos daños a largo plazo si no las cuidamos correctamente o no respetamos su ciclo de vida útil.

¡Sigue leyendo nuestro artículo para más información sobre los lentes de contacto!

Seguir las instrucciones de los productos especializados para las lentillas y las opiniones de profesionales nos permitirán aprovechar al máximo estos accesorios. Por lo tanto te damos las siguientes recomendaciones para evitar un mal uso:

Evita ducharte con los lentes de contacto puestos

El agua no especializada puede traer bacterias como la “Acanthamoeba” ella genera una infección en la córnea que puede causar perdida de un ojo o ceguera permanente. Es necesario que en caso de contraer la infección acudas rápidamente a un médico. Cuanto antes actúes mejor pronóstico tiene la enfermedad. Puedes conseguir lentes de contacto 365 días del año.

Abstente de usar tus lentes de contacto en piscinas públicas

 Por lo general en éstos lugares hay restos de orina y materia fecal así que si quieres nadar con tus lentillas compra anteojos de natación personalizables que se ajusten a tus necesidades.

Uso del lente de contacto al dormir

No es aconsejable el uso excesivo de las lentillas por más que utilices unas del tipo prolongado. Usarlas al dormir genera un daño en la córnea. Sólo úsalas si tu óptico de confianza te lo ha recomendado. Las de los tipos rígidos evitan el paso de oxígeno de manera adecuada al ojo y tenerlas allí durante la noche puede crear problemas en tus ojos.

La higiene del lente de contacto         

La higiene es fundamental con los lentes de contacto, es el primer paso para que tus lentillas mantengan su calidad. Desinfecta tus lentillas para evitar la acumulación de agentes nocivos.

  • Según el tiempo recomendado, deja remojando tus lentes dentro de su caja con un líquido especial.
  • No reutilices el líquido especial. Siempre ten una solución desinfectante fresca al momento de guardarlos.
  • Sólo los productos especializados y recomendados por profesionales son los que debes utilizar.
  • Ten las manos limpias. Utiliza líquido para lentes de contacto  y un cepillo de dientes nuevo para la limpieza de la caja.
  • Enjuaga la caja de almacenamiento y deja abierta para que se seque después de utilizarla cada día. Reemplázala cada mes.

El vaso de agua, terrible opción para tus lentes de contacto

Puede que te hayas olvidado el kit de limpieza en casa pero aunque te veas seducido por la posibilidad de dejarlos en un vaso de agua ¡evítalo! No es recomendable. El agua de grifo es segura de beber pero no garantiza que sea libre de bacterias perjudiciales para los ojos. Tampoco uses saliva para limpiar o humedecer.

Otras precauciones

Si tu doctor te prescribe algún medicamente es necesario que esté enterado de cualquier condición visual que padezcas. Hay casos que medicamentos causan cambios drásticos en tus ojos, empeoraran si se emplean sobre los lentes de contacto. Pongamos de ejemplo el ojo seco:

Algunas personas presentan dificultad para mantener sus ojos húmedos, esa razón les obliga a utilizar lágrimas artificiales para mantener su ojo hidratado. Incluso por diversos factores se puede presentar el ojo seco, asegúrate de que tu doctor te prescriba las lágrimas artificiales que sus efectos no perjudiquen al uso de lentillas.

¡Sigue leyendo nuestro sitio web para más información sobre el tema!